Julio Pereyra – Una visión fenomenológica del peronismo como filosofía igualitaria
Julio Pereyra - Una visión fenomenológica del peronismo

JULIO PEREYRA – UNA VISIÓN FENOMENOLÓGICA DEL PERONISMO COMO FILOSOFÍA IGUALITARIA

 

JULIO PEREYRA - A PHENOMENOLOGICAL VISION OF PERONISM AS AN EGALITARIAN PHILOSOPHY

 

Pablo Soprano[1]  Fundación MenteClara

Ratan Lal Basu[2] Presidency College, Calcutta & University of Calcutta, India.

 

Cómo citar este artículo / Citation: Soprano P. & Basu R. L.(2020). «Julio Pereyra – Una visión fenomenológica del peronismo como filosofía igualitaria». Revista Científica Arbitrada de la Fundación MenteClara, Vol. 5 (141). DOI: https://doi.org/10.32351/rca.v5.141

Copyright: © 2020 RCAFMC. Este artículo de acceso abierto es distribuido bajo los términos de la licencia Creative Commons Attribution 4.0 International License (CC BY 4.0). Recibido: 25/02/2020. Aceptado: 02/03/2020 Publicación online: 06/03/2020

 

Conflicto de intereses: Ninguno que declarar.

 

Resumen

Este artículo se realizó para explorar las relaciones entre el peronismo como filosofía y práctica política relacionado con otras filosofías. Se busca establecer las diferencias entre las ideologías imperantes en el mundo –si aún existen- y las acciones concretas tomadas de estas ideologías para identificar las propias del peronismo y su relación con el neoliberalismo. Se entrevistó a un dirigente del peronismo histórico seleccionado por su trayectoria para luego realizar un análisis crítico de su discurso. Se encontró que pese a los intentos del capitalismo para destruir conceptos ideológicos que establezcan vínculos intelectuales entre las personas y convertirlos en individuos consumidores todavía persisten actores sociales que intentan lograr equidad y armonía entre los ciudadanos. Este hallazgo tiende a rescatar valores humanos de fraternidad y realización colectiva destruidos por los medios hegemónicos de manipulación global que aíslan a los integrantes de una sociedad para poder manipularla de manera emocional y anular el pensamiento crítico.

 

Abstract

This article was made to explore the relationships between Peronism as a philosophy and political practice and other philosophies. It seeks to establish differences among prevailing ideologies in the world -if still any- and the actual actions taken from such ideologies to identify those that are proper of Peronism and their relationship with neoliberalism. A leader of the historical Peronism selected for his background was interviewed to perform a critical analysis of his discourse. It was found that despite the attempts of capitalism to destroy ideological concepts that create intellectual ties among people to turn them into consuming individuals, yet there are social actors who try to achieve equity and harmony among citizens. This finding tends to redeem human values of fraternity and collective fulfillment destroyed by hegemonic mass media of global manipulation that isolate members of a society in order to manipulate them emotionally and block off critical thinking.

 

Palabras Claves: Peronismo; inclusión; equidad

Keywords: Peronism; inclusion; equity

 

 

Introducción

Parecería que en los tiempos actuales están desapareciendo las ideologías y doctrinas surgidas durante la postmodernidad para dar respuestas a las demandas de las clases trabajadoras que, a costa de su explotación, posibilitaron la expansión de la modernidad que desarrolló el capitalismo de estado o el capitalismo individualista.

Estas ideologías y doctrinas posibilitaron que los trabajadores se aglutinaran exigiendo mejores condiciones de vida y pudieran compartir algo del beneficio logrado por el avance de la civilización en cuanto a ciencia y tecnología aprovechado solo por las empresas o el estado. Así surgen en el mundo las ideologías socialistas en su amplia gama de izquierdas a derechas y en los años 50, en Argentina, el peronismo o justicialismo, como una posición intermedia entre las diferentes corrientes socialistas (Solanas & Getino, 1971).

Los postulados de esta filosofía –forma de vida- política son la justicia social, la soberanía política y la independencia económica estableciéndose una doctrina para la ejecución concreta de estos postulados buscando la inclusión de los sectores marginados del consumo y el bienestar producidos por el avance de la sociedad, que solo unos pocos aprovechaban, para una mayor equidad social.

En la actualidad, tal como expresa Velisone (2020) pareciera que estas ideologías han llegado a su fin. En la India el uso de las tecnologías super desarrolladas como internet posibilito el acceso a la información de las castas deprimidas que entendiendo la noción de sujeto sin esencia, construido en la cultura y por lo tanto iguales entre si –primera noción de sujeto igualitaria[3]- comenzaron a expresar reclamos humanitarios (Kumbhojkar, 2018) Ya en Italia, a mediados del siglo pasado, para concentrar nuevamente el poder y la riqueza que esos movimientos de masa habían logrado redistribuir más equitativamente surge la idea del cualunquismo que es una visión política carente de ideologías y sustentada en que el poder debe estar en manos de “hombres comunes” sin contacto con el pueblo, ni con organizaciones populares, ni defendiendo o uniéndolos para que defiendan sus intereses colectivos (Codina, 2013). El avance de esta desideologización y la instalación de la idea de que “los Políticos” son corruptos conllevaron a que las personas se alejaran de la participación activa en el quehacer público, dejando las manos libres a los estados dogmáticos o a las empresas, para reconcentrar nuevamente el poder y las riquezas.

Lo que antes se lograba con la fuerza de las armas y la represión brutal de las clases trabajadoras hoy parecería lograrse con el uso de las redes sociales inculcando en los individuos el odio hacia los políticos y a toda forma de organización comunitaria o sindical, potenciando el odio y el desprecio que antes sentían las clases altas por los trabajadores y por los políticos que defendieran sus derechos, inculcándoselos a los mismos trabajadores provocando una división y lucha de pobres contra no-ricos fragmentando las sociedades o como en la India en la actualidad limitando el acceso a internet a los parias (Kumbhojkar, Magar & Ozarkar 2019).

En este momento post-ideológico recorremos la trayectoria del peronismo para verificar si se constituye como una filosofía igualitaria tal como la desarrollaron los primeros filósofos budistas en oriente (Bose, 2019) (Bauer, 2020), en occidente los filósofos humanistas y el propio Karl Popper (1945); si continúa vigente y, de ser así, explorar su potencial ideológico y su actualización doctrinaria, para impulsar nuevamente la cohesión de las clases desprotegidas para recuperar la dignidad humana. Además verificamos si el peronismo se sostiene en una creencia instalada desde empresas de marketing político o brinda respuestas concretas a los emergentes temporales.

Con este fin se entrevistó durante 45 minutos a un dirigente peronista de proyección internacional seleccionado por su trayectoria -Intendente de Florencio Varela desde 1992 a 2017 y fundador y miembro de la Federación Latinoamericana de Ciudades, Municipios y Asociaciones Municipalistas-  para luego realizar un análisis crítico de su discurso.

 

Análisis crítico del discurso vertido por Julio Pereyra durante la entrevista realizada el 20 de febrero de 2020 (Audio completo)

Quizá la respuesta a la vigencia del peronismo como filosofía o mejor, como persistencia dentro de la coyuntura política argentina, esté en los orígenes de cada uno de sus militantes. Tal cual lo refiere el ex intendente de Florencio Varela -Provincia de Buenos Aires- y actual diputado provincial, Julio César Pereyra: “Todo empezó donde nací, en mi familia. Lo mamé desde niño eso, mis padres eran peronistas. No se hablaba de otro tema en casa que no fuera del peronismo.” La conciencia social, la libertad de debate como puntapié inicial en el hogar para la formación política de un chico, de un adolescente conlleva a dar una mano en las necesidades del barrio. La solidaridad es un bien intransferible de la idiosincrasia peronista. “Donde hay una necesidad, hay un derecho”, decía la guía espiritual del Movimiento Nacional Justicialista, Eva Perón.

Cada vez que un Estado no comulga con las bases sociales, siempre hay un compañero, o los que sea que hagan falta, por ejemplo, al acceso de bolsas de cemento, a la confección de las lajas que luego serán reparadoras veredas para las vecinas y los vecinos de los barrios más humildes. “Yo vivía a once cuadras del pavimento. Eso es atronador”, nos dice Pereyra. Hay dolor en sus palabras. Nada peor que la exclusión, así sea económica o social, para entender esa mueca triste que le recuerda las penurias de los expulsados del sistema. Durante mucho tiempo en distintas localidades del territorio nacional se medía a las personas, entre otras cosas, por si el pavimento pasaba o no por la puerta de sus casas. La elección de Julio Pereyra para testimoniar la observación empírica del peronismo en más de 70 años fue estudiada, no fue al azar. Pereyra es la historia viva de cómo un militante puede transformarse en dirigente, más tarde llegar a la función pública sin abandonar las banderas históricas del peronismo: Justicia Social, Independencia Económica y Soberanía Política. Existe una sensibilidad especial del político “que viene de abajo” para comprender los problemas de sus semejantes. Una cultura en el ejercicio de las políticas justicialistas que no sólo es redistributiva económicamente sino que apunta al empoderamiento de los ciudadanos y a la plena conciencia de sus deberes y de sus derechos. Al rever su posición juvenil, Julio es tajante al respecto: “Era muy claro para mí de qué lado quería estar. Junto al que le faltaba la vereda.” Alejado de los compañeros que radicalizaban la lucha en los años setenta, Pereyra priorizó las cuestiones de su municipio sin perder el diálogo político con estos sectores de su partido.

Sin vías de comunicación tan desarrolladas como las de hoy en día, era menester la articulación de canales con otros jóvenes para la realización de aquellos primeros, y por qué no ambiciosos proyectos barriales. Sociedades de fomento o clubes donde se organizaban bailes, talleres con salida laboral y en sintonía, las Unidades Básicas que cumplieron y cumplen una tarea excepcional en la constitución doctrinaria de sus componentes. Esta es la historia viva del peronismo, puesto que el trabajo de campo modela a sus militantes en lo ideológico, y desde lo filosófico es la conciencia pura de la realidad, de lo tangible. Una verdadera fenomenología desde el punto de vista igualitario.

Con la llegada de la democracia en 1983 y a pesar de la derrota electoral sufrida por el peronismo, miles de militantes de base en todo el país ya estaban en condiciones de acceder a la función pública y legislativa gracias a los años de formación anteriores a la dictadura militar y desarrollada en la clandestinidad, en el mejor de los casos, durante la misma. Las listas estaban llenas de obreros, talleristas, estudiantes terciarios, profesionales quienes ocupaban cargos municipales -intendencias, concejalías- o en las legislaturas provinciales y nacionales. El propio Julio Pereyra aconseja en plenarios, reuniones o a todo aquél que se vea interpelado hacia una claridad política y conceptual en la toma de decisiones para el desarrollo de lo público, en la lectura de las obras escritas por Juan Perón entre otras, “Conducción política”, “La comunidad organizada” o incorporar los conocimientos en la materia desplegados por el mismo líder justicialista en el cortometraje de Fernando Solanas y Octavio Getino, “Actualización doctrinaria para la toma del poder”. No sólo con la condición de la mera instrucción ideológica, la determinación de problemas coyunturales de un municipio o localidad sino simultáneamente, como dique de contención al egoísmo, a las ambiciones desmedidas. Un ideario que anteponga los intereses colectivos por sobre los intereses individuales, así sea para la resolución de un conflicto o en la aplicación y el fomento de políticas públicas distributivas y progresivas.

Un Estado tiene que mantener sana a la población, no curar enfermos permanentemente” sentencia Pereyra en materia de salud pública y apela al recuerdo del Dr. Ramón Carrillo, ministro de Salud de Juan Perón, base fundamental en la revolución sanitarista del primer y segundo gobierno peronista, la cual trascendió por años a estos mandatos sus planes de vacunación, el diagnóstico, la prevención y la cura de enfermedades y epidemias que como corolario, permitió la erradicación de ellas en nuestro territorio. Aún hoy, muchos de sus discípulos ocupan cargos de importancia en materia sanitaria, como el actual ministro del área, Ginés González García o los sanitaristas Arnaldo Medina o Jorge Osvaldo García quienes, al decir correctamente por el propio Julio Pereyra, “les importa más fortalecer un centro de Salud que la guardia de un hospital.” Esto se da de bruces con la mezquindad de las políticas neoliberales que propician el vaciamiento sanitario en materia de vacunas, insumos e infraestructura hospitalaria en favor de las emergencias médicas y la medicina privada.

El hijo de un obrero pudo ir a una universidad debido a la intermediación del peronismo. Fue el garante de la educación de las clases populares y como un estandarte, Pereyra enarbola a los millares de estudiantes de su municipio que como primera generación en sus familias han llegado a una carrera terciaria. La educación como herramienta inclusiva por sobre las oportunidades, por sobre las clases sociales sin importar los distritos ni las zonas donde los estudiantes residan. Fácticamente, sólo en un gobierno peronista es realizable esta meta. En términos de nuestro interlocutor, “es conceptual, cuesta expresarlo en palabras a este fenómeno. Una manera de vida diferente a la que nos quieren imponer los monopolios, aquellos quienes conducen o la llamada ‘mano invisible del mercado’.”

La felicidad va de la mano del empoderamiento, del derecho y de las reivindicaciones sociales. Es el llamado que la Historia reserva al peronismo. Como Movimiento es crucial su lucha contra el hambre y en favor de la inclusión de los desfavorecidos del sistema. Esto lo hace popular, vigente e insustituible, y es deber del militante que ingresa por fin a la función pública resguardar estas demandas. Más allá del privilegio de ejercer bajo remuneración lo que a uno puede gustarle, está ponerse al servicio del pueblo.

Hay un accionar en la repregunta permanente, en el desmembramiento del fenómeno puesto sobre el tapete, el cual permite, allende el tiempo, se mantenga viva la llama de las bases históricas del Justicialismo. Una motivación perenne venida de los albores del peronismo, que transcurre de generación en generación y se asienta en la vuelta definitiva de la democracia hasta nuestros días. Ni siquiera las mezquindades políticas detienen a este llamado si se tiene en cuenta, tal cual acota Pereyra, a quién se representa, si a las corporaciones o al bien común. La superación de las antinomias y los vértices de inconducta a sabiendas de lo que hay que hacer. Una búsqueda inalterable e invariable adquirida en la visión de los años formativos -en la Unidad Básica, en la Iglesia, en los sindicatos, etc.- de cómo sostener el poder que logre afirmar el modelo nacional y popular. 

Julio Pereyra insiste en la formación de cuadros como fundamento en esencia de la doctrina peronista para el ejercicio de la función pública y municipal. Recuerda la creación junto a Néstor Kirchner del Frente Nacional Peronista en La Plata y en el presente, la Fundación Internacional para el Desarrollo Local –FINDEL- que invierte en el conocimiento de la administración de cargos públicos para quienes no vienen de una carrera universitaria y que nada les impidiera ser un muy buen secretario de Obras Públicas sin ser arquitecto, o un sanitarista competente exento del ejercicio de la medicina por ejemplo. Estas diferencias se zanjarían en el bloqueo de intereses electorales cortoplacistas y coyunturales por proyectos macro, más bien a largo plazo. Gracias a su experiencia administrativa de siete mandatos -28 años- en el municipio de Florencio Varela, Pereyra reflexiona sobre el acotamiento a dos períodos del mandato municipal por considerarlo inconexo con el desarrollo del sector público y municipal. A esto le suma los errores de la política que llevaron al desgaste en la instrumentación de medidas públicas y en la relación entre la dirigencia y los ciudadanos.

Ideológicamente debe haber un trabajo constitutivo en la argumentación de los temas que se debaten, advierte Pereyra. Esto lo atribuye en muchos casos a la falta de información de los compañeros, expuestos a ser superados en el conocimiento del temario político en base a falsas disputas y llevados a la controversia gratuita. Para esto creó “Milita”, un ingenioso sistema para la formación de cuadros con 3000 militantes en el municipio de Florencio Varela y que se extiende a toda la provincia de Buenos Aires. Un verdadero plenario virtual, segmentado por edad, por barrio donde en base a consignas y a noticias apunta, pura y exclusivamente, a la dotación de elementos para la divulgación competente del militante. Una especie de manual de Conducción Política del siglo XXI.

Finalmente, como ariete entre la inclusión y la función municipal, durante sus años como intendente de Florencio Varela, Pereyra creó, análisis mediante y al estudio de los problemas de tránsito -mayor cantidad de accidentes viales, incrementos de vehículos en zonas con pocas calles, etc.-, la llamada “boleta de la vergüenza”. Basándose en la experiencia del pedagogo italiano Francesco Tonucci, el ex intendente y actual diputado provincial se reunía con niños de diez años, no sólo para una noción primaria de las normas y las leyes de tránsito sino que, acompañados por inspectores municipales aplicaban multas firmadas por los mismos chicos para la búsqueda de una reacción educativa y positiva del infractor. Esto permitió inocular la cultura de la responsabilidad en los niños con vistas al futuro y gracias a la indagación en las necesidades barriales instituyó las Unidades de Gestión Local, que facultaron el reordenamiento, el reconocimiento y la primarización de las demandas populares específicas en cuestiones de salud, edilicias o ante cualquier emergencia. A través de la intervención de entidades intermedias culturales, eclesiásticas o deportivas se decidía, junto a los vecinos, la resolución un problema apremiante y prioritario.

Esta es, en definitiva, la importancia del peronismo como articulador de políticas inclusivas y redistributivas. Allí se encuentra la razón de su permanencia y de la persistencia de sus votantes y de la militancia. He aquí lo fenomenológico. En dirigentes como Julio Pereyra vemos la cara más solidaria, la más extensa y la más activa del justicialismo. Sin temor a equivocarnos lo podemos poner en palabras de Juan Perón: “mejor que decir es hacer, mejor que prometer es realizar.”

 

Conclusión

Del análisis del discurso de Julio Pereyra se desprende que frente a todos los temas abordados sus respuestas instantáneas y su lenguaje corporal, indican acciones concretas para solucionar problemas o necesidades de los ciudadanos y no expresiones de deseo como en el discurso de los políticos neoliberales que recurren a abstracciones tales como pobreza cero o, tal como expresó Patricia Bulrich, “todas nuestras propuestas son aspiracionales”. Menciona que el peronismo no se puede expresar muy bien con palabras, que es una forma de vida, una filosofía que se adquiere cuando se siente la necesidad de agruparse para dar soluciones a problemas concretos del colectivo que uno habita. Esto es una filosofía inclusiva. Pereyra ya a los 50 segundos de su discurso menciona que una de las primeras tareas que realizó de adolescente, como militante peronista, junto con sus compañeros fue hacer las veredas de su barrio, es decir, vio un problema y lo solucionó agrupando a sus vecinos en sociedades de fomento y unidades básicas. Es decir contribuyendo a construir un ideal común, una ideología.

Ya como intendente y a los 27 minutos de la entrevista relata que observó que morían muchas personas en accidentes de tránsito y desarrolló un programa para inculcar buenas prácticas de conducción en los niños a la vez que producir efectos positivos en diversas áreas, es decir un plan que cubra muchos aspectos de manera simultánea haciendo más efectiva la gestión.

Del discurso también se desprende que, sin pensarlo, sin pensar en sostener una imagen, habla también de las cosas que no salieron tal como pensaba, menciona sus errores mostrando que el peronismo tiene la característica de repensarse, evolucionar, actualizar su doctrina y, por lo tanto, sostenerse en el tiempo. En este sentido expresa con pasión la necesidad de contrarrestar la desideologización que imponen los medios con la información de cada ciudadano formando cuadros militantes que den debates basados en la realidad y no en las mareas emocionales que siembra el neoliberalismo mediante noticias falsas a través de redes sociales, formando cuadros dirigentes a través de su creación, una red social, llamada Milita.

Es así que entendemos que el peronismo es una filosofía inclusiva y equitativa, todavía vigente y sugerimos la realización de estudios similares a este sobre otros actores sociales y políticos, para contrarrestar la exclusión y el individualismo que fomenta los capitalismos tanto de estado como de empresas y recomponer en el pueblo la credibilidad en la clase política para que se incorporen activamente a ella y garantizar la continuidad de los movimientos populares.

 

 



Notas al pie

[1] Pablo Soprano es Comunicador del colectivo literario El Anartista y columnista del programa radial Nuevo Mundo. pablosoprano@gmail.com

 

[2] Ratan Lal Basu es doctor en Economía (en Arthasastra de Kautilya). Escritor prolífico —ficción, indología, Historia Antigua, Economía, Relaciones Internacionales, espionaje, interpretación científica de textos religiosos y mitológicos, yoga y culto tantra—. Es egresado del Presidency College de Calcuta y de la University of Calcutta. Se jubiló como profesor asociado de Economía y profesor a cargo de una universidad financiada con fondos públicos e ingresó como director del programa de financiación para alumnos del International Institute of Management Sciences (IIMS) de Calcuta y el Auckland Institute of Studies de Nueva Zelanda. Es tesorero de la Asociación Económica de Bengala. Es autor invitado en temas de indología de Cosmopolis, una revista científica bilingüe (francés e inglés) asociada a la Enciclopedia, patrocinada conjuntamente por los gobiernos de Canadá y Bélgica. Está asociado como autor con The Culture Mandala, la revista de la Bond University, Australia. Es uno de las críticos más notables del concepto de Índice de desarrollo humano (IDH). rlbasu@rediffmail.com

 

[3] Esta primera noción de sujeto igualitaria expresada por Mahavira en el siglo VI a.C., desarrollada entre los años 268 a 232 a. C. por lo que se conoce como budismo temprano, destruida, demonizada y expulsada por el poder brahmánico (Gómez, 2017) y consolidada en el Tíbet en el siglo VII (Gómez, 2016) fue retomada recién en la primera mitad del siglo 20 por Kusumāgraj y Ambedkar.

 

 

Referencias

 

Bauer, R. (2020). Igualitarismo humano y la ilusión patriarcal: Una visión fenomenológica. Revista Científica Arbitrada de la Fundación MenteClara, Vol.5 (122). doi: https://doi.org/10.32351/rca.v5.122

 

Bose, A. (2019). Hacia una poética comparativa de Buda, Kabir y Gurú Nanak desde una perspectiva democrática secular. Revista Científica Arbitrada de la Fundación MenteClara, Vol.4(2), 19-44 (85). doi: https://doi.org/10.32351/rca.v4.2.85

 

Codina G. (11 de febrero de 2013). La ideología de Macri. Sintesis Comuna 3. Recuperado de https://www.sintesiscomuna3.com.ar/amplia-nota.php?id_n=23

 

Gómez, O. (2016). ANTONIO DE MONTSERRAT – LA RUTA DE LA SEDA Y LOS CAMINOS SECRETOS DEL TANTRA. Revista Científica Arbitrada de la Fundación MenteClara, Vol.1(1), 5-20 (8). doi: https://doi.org/10.32351/rca.v1.1.8

 

Gómez, O. (2017). ANÁLISIS CRÍTICO DEL KULARNAVA TANTRA -PARTE 1- UN PRÓLOGO VICIADO DE SEXUALIDAD REPRIMIDA. Revista Científica Arbitrada de la Fundación MenteClara, Vol.2(1), 114-141 (26). doi: https://doi.org/10.32351/rca.v2.1.26

 

Kumbhojkar, S. (2018). Dalits, internet y políticas emancipadoras. Revista Científica Arbitrada de la Fundación MenteClara, Vol.3(1), 45-56 (42). doi: https://doi.org/10.32351/rca.v3.1.42

 

Kumbhojkar, S., Magar, R., & Ozarkar, S. (2019). ¿Acceso denegado? : Capital cultural y acceso digital. Revista Científica Arbitrada de la Fundación MenteClara, Vol.4(1), 65-78 (70). doi: https://doi.org/10.32351/rca.v4.1.70

 

Pereyra J.C. (2020). “Entrevista periodística” Revista Científica Arbitrada de la Fundación MenteClara. Recuperada de https://fundacionmenteclara.org.ar/revista/public/journals/1/EntrevistaJulioPereyra.m4a

 

Popper, K. R., & Loedel, E. (1957). La sociedad abierta y sus enemigos (Vol. 353). Buenos Aires: Paidós.

 

Solanas & Getino (1971). Perón: Actualización política y doctrinaria para la toma del poder. Productora Cine Liberación

 

Velisone, J. (2020). La posideología y el espíritu republicano. La construcción de la base electoral del PRO. Revista Científica Arbitrada de la Fundación MenteClara, Vol.5 (114). doi: https://doi.org/10.32351/rca.v5.114


Estadísticas de lectura:

Descargas: 375



Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution 4.0 International License.


Esta Revista Científica Arbitrada provee acceso libre, gratuito e inmediato a su contenido (sin necesidad de que el lector se registre) bajo el principio de que hacer disponible la investigación al público fomenta un mayor intercambio del conocimiento global y por lo tanto un mayor desarrollo del hombre.

Esta revista tampoco cobra ningún tipo de arancel a los investigadores que deseen publicar sus trabajos. No tiene cargos para los autores por el envío ni por el procesamiento del artículo bajo el mismo principio del párrafo anterior.

Para que su artículo sea incluido en la publicación, es necesario que los trabajos se encuentren libres de compromisos editoriales con cualquier otra revista u órgano editorial. Cada contribución será sometida primero a una evaluación de relevancia temática por el Comité Editorial y luego a una evaluación tipo doble ciego con evaluadores internos y externos. Los envíos deberán hacerse llegar por correo electrónico a la Revista Científica Arbitrada de la FMC.

Esta revista se indexa automáticamente en CrossRef, OpenAire, Google Scholar, Latindex, Redib, Caicyt, Redalyc, ERIHPLUS y los principales Index y Bibliotecas. Utiliza además el sistema LOCKSS(Lots of Copies Keep Stuff Safe) para crear un archivo seguro y permanente de la revista. 

Licencia de Creative Commons    Validación de OpenAIRE Crossref Sponsored Member Badge
Continuamos expandiendo límites en ciencia abierta: desde el 1º de noviembre de 2018 todos los artículos de esta revista están disponibles bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.

[ Navegar por: Número | Autor | Título ] [ Información para: Lectores | Autores | Bibliotecarios ] [ Comité Editorial ] [ Indexación ]

Publicación Semestral ISSN 2469-0783 |info@menteclara.org|

journaltocs
Es la mayor colección de revistas académicas. Gestionada por la Universidad de Edimburgo, contiene metadatos de los artículos de 2.746 editores.
JournalTOCs ha tenido especial cuidado en incluir solo las revistas de mayor audiencia en sus campos, para garantizar resultados de calidad.

Sello de calidad DOAJ 

ErihPlus 

Catálogo de Latindex


Biblioteca Nacional Argentina

Miembros destacados del Comité Científico. Ver Aquí

Catalogo Caicyit
Logo de Atom
Logo de RSS2
Logo de RSS1

REDIB

WorldCat

 

Open Academia

Open Academia is partnering with Public Knowledge Project (PKP) to provide complete publishing services in an open access environment.

Red Latinoamericana de Revistas Académicas en Ciencias Sociales y Humanidades


REDALYC

REX OttawaLibrary St Andrews University Library Catalogue, United Kingdom
Helenic Library Liverpool University Renmi University of China Logo CiteFactor

Sitio web alojado en los servidores de:

Escuelas de Tantra de Argentina y España

Av. Gral Belgrano nº 2648, Berazategui, Pcia de Buenos Aires, Argentina.