Economía social y solidaria en las universidades interculturales de México: una propuesta económica alternativa

Israel Osuna Flores1

1. Universidad Autónoma Indígena de México. E-mail:



Resumen

El objetivo del presente trabajo es analizar la aportación de las universidades interculturales en los temas sobre la economía social y solidaria como una propuesta económica alternativa en México. Para la realización de este trabajo se llevó a cabo una revisión bibliográfica y documental en donde fueron tomados en cuenta los trabajos relacionados a la economía social y solidaria y al rol de las universidades interculturales y su vinculación con las comunidades indígenas, en aspectos de economías alternativas. Aún son escasos los esfuerzos en los aspectos de la vinculación entre las universidades interculturales y los pueblos originarios, sobre todo en las áreas económicas, administrativas y contables. Se debe incrementar esta vinculación con conocimientos económicos alternativos como lo es la economía social y solidaria con las cual comparte aspectos comunes y bien podría coadyuvar al desarrollo de los pueblos originarios.

Received: 2023 October 24; Accepted: 2023 October 27

Revista Científica Arbitrada de la Fundación MenteClara. 2023 Oct 30; 8: 347
doi: 10.32351/rca.v8.347

Copyright

© 2023 Revista Científica Arbitrada de la Fundación MenteClara - Este artículo de acceso abierto es distribuido bajo los términos de la licencia Creative Commons Attribution 4.0 International License (CC BY 4.0).

Keywords: Economía social y solidaria, economías alternativas, universidades interculturales, pueblos originarios, vinculación.
Keywords: Social and solidarity economy, alternative economies, intercultural universities, native peoples, linking.

1.Introducción

La economía social surge en el siglo XIX, aunque resurgió con mayor fuerza en 1970, dentro de la propuesta de lo que hoy es conocido como economía social y solidaria (Pérez de Mendiguren et al., 2009) (Urdapilleta-Carrasco, 2019).

La Economía Social y Solidaria se origina como una reinterpretación crítica de los procesos económicos que vincula a la actividad económica con el todo de la actividad humana (Mejia-Mocayo et al, 2022), se trata de experiencias prácticas que ponen en cuestión los fundamentos éticos de la economía de mercado. Las bases de estas experiencias consideran que lo económico no solo tiene efectos sobre relaciones vitales como la naturaleza o la política, sino que también se encuentran imbricadas en procesos amplios (Coraggio, 2016).

Los fines de la economía social y solidaria son la justicia, la reducción de la desigualdad y la generación de modelos sostenibles, entre otros (MacIntyre, 2009). Tiene el objetivo de establecer relaciones sociales armónicas entre los seres humanos, a fin de superar “la alienación por medio del autodesarrollo holístico, individual y colectivo” (Arruda, 2004).

Los retos que implican en un programa de licenciatura de economía solidaria tienen que ver los aprendizajes relacionados a la cultura del cooperativismo, la solidaridad y la reciprocidad, los cuales son adquiridos de manera fundamental por medio de la acumulación de experiencia social en la generación real de proyecto económicos solidarios (Leite, 2010) (Mira-Tapia, 2017). La apropiación de contenidos prácticos relacionados con esta área no es propiciada en el espacio educativo formal si no pasan por los métodos de la educación popular (Calixto, 2010).

En las universidades interculturales en México se está produciendo una nueva generación de intelectuales indígenas caracterizados por su fuerte conciencia étnica (Mateos-Cortés, 2015) “y por su capacidad de utilizar y combinar saberes locales y académicos en el desempeño de actividades comunitarias” (Mira-Tapia, 2017).

La misión de las universidades interculturales es formar profesionales comprometidos con el desarrollo económico, social y cultural, particularmente, de los pueblos indígenas del país (Casillas y Santini, 2006), y su modelo pedagógico se basa en tres pilares: la docencia, la investigación y el servicio a las comunidades de referencia. Son preferencialmente para indígenas y la oferta educativa se define a partir de las necesidades y de las potencialidades de la región. No se seleccionan a los aspirantes por criterios académicos, y se vinculan orgánica y formativamente con la comunidad de referencia (Mateos-Cortés y Dietz, 2013).

Los egresados de las universidades interculturales por lo tanto de acuerdo a la anterior misión están ligados a coadyuvar con su formación a las comunidades de origen para incrementar su desarrollo y prosperidad, tal es el caso de licenciaturas relacionadas a las áreas administrativas, contables y económicas a innovar sistemas económicos alternativos como son las llamadas economías solidarias, sociales y sustentables.

El objetivo del presente trabajo es analizar la aportación de las universidades interculturales en los temas sobre la economía social y solidaria como una propuesta económica alternativa en México.

2.Material y Métodos

Para la realización de este trabajo se llevó a cabo una revisión bibliográfica y documental, en donde fueron tomados en cuenta los trabajos relacionados a la economía social y solidaria y el rol de las universidades interculturales y su vinculación a las comunidades indígenas, en aspectos de economías alternativas

3.La economía solidaria como alternativa para los pueblos originarios

La economía social y solidaria tiene diferentes escuelas como la francesa (Laville, Dacheux), latinoamericana (Coraggio, Razeto) y anglosajona (Kawano, Gibson-Graham), cada una con sus particulares puntos de vista y aplicaciones, pero a la vez con características comunes. La economía solidaria es un concepto en construcción, con algunos desarrollos importante en algunos países. y parece haber un consenso en considerarla como un conjunto de prácticas con factores de origen como: reciprocidad, ética, cooperación donde se privilegia el bienestar de la sociedad humana y del planeta más allá de la acumulación y un desarrollo desigual (Manríquez-García, 2018).

La escuela latinoamericana se ha desarrollado en diferentes países como Ecuador, Bolivia, Brasil, entre otros como el programa de gobierno del buen vivir (Vega-Ugalde, 2017), que engloba no solo a los aspectos sociales y económicos, sino que también a los aspectos solidarios y ambientales como la Pachamama, lo cual es más cercano a la atención a los pueblos originarios, que respecto a las otras dos escuelas.

Los conceptos de la economía social y solidaria se plantean en la escuela latinoamericana como una alternativa económica a la ya establecida de tipo capitalista y no como una substitución de economía (Santos, 2007), por otro lado, Escobar (2014), nos habla de las ideas del Buen Vivir y los derechos de la naturaleza. La cual consiste en una visión holística de la vida social que ya no prioriza la economía, este constituye una alternativa al desarrollo y representa una posible respuesta a las variadas críticas del posdesarrollo, lo cual implica una interculturalidad entre la economía de la cultura de los mestizos de tipo capitalista occidental y lo que vendría siendo economía social desarrollado en los pueblos originarios, aunque no sea incluyente para estos sectores social indígenas.

Lo cierto es que el avance en los programas de gobierno existente que se han aplicado en los pueblos originarios en Ecuador, Bolivia, Venezuela, entre otros, no han tenido el avance deseado debido a la alternancia de gobiernos como es el caso de Ecuador y en el caso de México ha sido de manera incipiente su desarrollo (Manríquez-García, 2018).

El actual desarrollo de la economía de tipo capitalista como ya es bien sabido, crea desigualdades económicas entre los diferentes sectores poblacionales de los países donde se práctica (Manríquez- García, 2018), un consumismo rapaz y por ende una destrucción del medio ambiente y que está afectando a los pueblos originarios que con sus saberes comparten algunas de los principios de la economías social y solidaria que plantean los principales pensadores económicos de este tipo de economía.

Hay aspectos relacionados a los fundamentos principales de las economías solidarias que son características originarias de los pueblos indígenas antes de la conquista, como son la manera de organizarse para la obtención de bienes comunes como el trueque y el trabajo reciproco entre ellos, así como el cuidado a la naturaleza, lo cual parece que las economías capitalista actuales suelen estar o manejarse en sentido contrario.

Tal y como lo menciona Crespo y Viña (2015) que los saberes ancestrales de la economía solidaria, no son sólo saberes del pasado si no son prácticas vivas de los pueblos, barrios, comunidades.

Es necesario que se dé un reencuentro de los saberes de los pueblos originarios con los principios de la economías capitalista y de las de economía solidaria y que además, venga a incrementar la relación entre las diferentes culturales ya sea indígenas o entre indígenas y mestizos; con un objetivo común de velar por aspectos tan importantes como son el cuidado del medio ambiente y la búsqueda de la satisfacción personal y común más que la individualista, para tener un buen vivir como una nueva alternativa económica dentro de la actual sistema capitalista.

Según Coraggio (2010), “la Economía Solidaria es un sistema alternativo al capitalismo, que se construye a través del florecimiento de redes horizontales y verticales de producción e intercambio de bienes y servicios, mediados por monedas diversas y por relaciones solidarias entre las partes”.

Los estudios de economía solidaria en México son en su mayoría experiencias rurales, caracterizados como parte de un complejo proceso de movimientos indígena rural. Las experiencias de economía solidaria en México se originan en las zonas más pobres del campo y la ciudad, siendo los actores principales los indígenas, campesinos, obreros, subempleados y desempleados. (Manríquez-García, 2018).

Según Roldan-Rueda (2014) sostiene que la economía solidaria en México está presente todavía en pocas localidades, más en los ámbitos rurales indígenas y con pequeña fuerza en lugares urbanos.

En México Para poder subsanar o revertir ciertos procesos de degradación ambiental y social, debe buscar alternativas de desarrollo económico como lo es la economía popular, social y solidaria en donde haya menos desigualdad y atención a pueblos originarios, una riqueza económica equitativa o más equilibrada entre los diferentes sectores sociales de las poblaciones, más solidaria y recíproca, así como también de mayor cuidado con el medio ambiente. Para el logro de este objetivo se deberán tomar en cuenta loa avances en temas y teorías económicas aunado a los conocimientos y saberes tradicionales de los pueblos originarios.

4.La formación de las universidades interculturales en las carreras económicas, administrativas y contables en México

La formación que se tiene en las universidades interculturales en México en relación a aspectos económicos, admirativos y contables incluyendo de economía social y solidaria es muy escasa, en la Tabla 1. se puede ver las pocas instituciones y universidades interculturales que cuentan con careras y posgrados en las áreas económico administrativas y contables, así como de economía social y solidaria, existiendo solo una carrera con el nombre especifico de economía solidaria impartida en el Instituto Intercultural Ñöñho (IIÑ) y una de posgrado en la Universidad Intercultural de Chiapas; las demás instituciones solo cuentan con carreras de tipo administrativo y contable.

Ver Tabla 1

5.El quehacer de las universidades interculturales en las economías sociales y solidarias

En México son casi nulas las escuelas, universidades y centros de investigación que se encuentren investigando o vinculadas a la sociedad sobre todo de los pueblos originarios en aspectos de economía social y solidaria.

Recientemente se tiene el antecedente de Licenciatura en Emprendimientos en Economías Solidarias (LEES) creada en el Instituto Intercultural Ñöñho (IIÑ), ubicada en la región ñöñho (otomí) de San Idelfonso Tultepec en Amealco en el sur del estado Querétaro, México en el año de 2009 (Mira-Tapia, 2017); sin embargo, siguen siendo escasos los casos prácticos en donde las universidades interculturales interaccionan con los pueblos originarios.

Uno de los objetivos principales expuestos en la creación de las universidades interculturales en México fue que sus egresados una vez formados en estas universidades puedan devolverse a sus comunidades de origen a coadyuvar con su desarrollo y en el caso de las áreas económico administrativas son pocas las incidencias de egresados que han puesto en práctica sus conocimientos y habilidades en las comunidades indígenas. Tal y como lo menciona Ávila-Romero y Ávila-Romero, 2014 que por iniciativa de la Coordinación General de Educación Intercultural y Bilingüe (CGEIB) de la Secretaría de Educación Pública (SEP) a partir de 2003 se propuso la creación de universidades interculturales con el propósito de impulsar el desarrollo de los pueblos indígenas y que fomentara la vinculación entre estos pueblos y la universidad, incorporándolos en los procesos de construcción y sistematización del conocimiento y buscar soluciones a las problemáticas comunitarias. La mayoría de sus egresados de origen indígena se integran a las medianas y grandes empresas de economías capitalistas, con lo cual se asemejan al resto de las universidades convencionales.

Las universidades interculturales dado a su origen o fundamentos de creación, deben incursionar en aspectos de vinculación con los pueblos y comunidades vulnerables, indígenas este y la producción de conocimientos culturalmente significativos, la revitalización lingüística y la recuperación saberes locales es lo más sobresalientes de las universidades interculturales (Mateos-Cortés 2015) (Rojas-Cortés y González-Apodaca, 2016). Según lo señala Mira-Tapia, (2015) que a pesar de la pertinencia o potencial que tienen estos perfiles en la atención a problemas que están afectan la vida social de comunidades rurales e indígenas, como la marginación socioeconómica, la migración, la violencia, el despojo territorial o la discriminación. Existen estructuras simbólicas y objetivas que limitan el ejercicio profesional de estos sujetos para dar atención a estos problemas.

En lo que respecta a la aplicación y generación de conocimientos de las áreas económico administrativas deben innovar nuevos conocimientos contables administrativos y económicos sobre todo enfocado en economías alternativas y una de ellas pueden ser las economías solidarias que de acuerdo a las conceptos teóricos que se manejan tienen una relación más estrecha con los saberes y tradiciones de los pueblos originarios que bien pudieran combinarse con los conceptos modernos y actuales de las economías capitalistas.

La gran ventaja que se tienen en los pueblos originarios sobre todo es que sus usos y costumbres de tipo económico por ejemplo el trueque y los tipos de organización comercial tienen ciertos aspectos comunes con las teorías de la economía social y solidaria como son la reciprocidad, el cuidado del medio ambiente, la solidaridad, entre otros; con lo cual facilita la aplicación de conocimientos teóricos económicos y administrativos apegados al desarrollo de una economía social y solidaria entre estos sectores de la sociedad vulnerables y marginados en donde por diversas razones los posibles benéficos de las economías convencionales no han sido suficientes para el crecimiento y desarrollo actual de estos pueblos originarios.

6.Conclusiones

Uno de los objetivos primordiales de las universidades interculturales en México es la vinculación con las comunidades indígenas, rurales y sectores vulnerables y de alta marginación y que sus egresados coadyuvaran al desarrollo de sus pueblos originarios; sin embargo en la práctica y en los últimos tiempos al parecer esto no se ha cumplido como fue el planteamiento original; por lo que se hace necesario que los conocimientos generados por estas universidades indígenas e interculturales incrementen su vinculación con las unidades indígenas, rurales y urbanas y una de las alternativas puede ser el incursionar en las economías social y solidaria, que tienen aspectos comunes con los saberes ancestrales de estas comunidades con los aspectos teóricos y prácticos de las economías alternativas como lo es este tipo de economías, los aspectos comunes son el cuidado al medio ambiente, la reciprocidad, la solidaridad, el trabajo en equipo más bien que el individual, entre otros.

Aún son escaso en México las careras y posgrados relacionados a las áreas económicas, administrativas y contables incluyendo las que cuentan carreras relacionadas con la economía social y solidaria, por lo que debería incrementarse estas carreras y su vinculación con los pueblos originarios para contribuir a su desarrollo como una alternativa a las economías capitalistas ya establecidas.


Sobre el autor:

Israel Osuna Flores es Lic. en Biología Pesquera. Facultad de Ciencias del Mar-Universidad Autónoma de Sinaloa. Maestría en Ciencias Marinas. Centro Interdisciplinario de Ciencias Marinas-Instituto Politécnico Nacional. Doctorado en Biología. Universidad de Barcelona, España. Experiencia Laboral en diferentes Instituciones de Investigación y Universidades como son Instituto Tecnológico de Los Mochis, Universidad de Occidente, Universidad del Mar, Universidad de Guadalajara, Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo Unidad Delicias), Chihuahua (Centro CONACYT), Analista Administrativo “B” en Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (CONAPESCA) y Universidad Autónoma Indígena de México. ORCID: https://orcid.org/0000-0001-6279-836X


Conflicto de intereses

Ninguno que declarar.

Referencias
1. Ávila-Romero, A. y Ávila-Romero, L. E. (2014). El asalto a la interculturalidad: las universidades interculturales de México. Argumentos. UAM, Xochimilco. MÉXICO. 37-54 pp.
2. Arruda, M. (2004), “¿Qué es la economía solidaria? El renacimiento de una sociedad humana matrística”, ponencia presentada en el “IV Forum Social Mundial”, panel “Por umaeconomia dopovo: realidades y estrategias do local ao global”, Mumbai, India, ener de2004, Ecología Política, núm. 27, pp. 71-75.
3. Calixto-Flores, R. (2010). Educación popular ambiental. Trayectorias, 12(30),24-39. [fecha de Consulta 10 de abril de 2019]. ISSN: 2007-1205. Disponible en: https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=60713488003
4. Casillas, L. y Santini, L (2006). Universidades interculturales: modelo educativo. Ciudad de México: CGEIB-SEP.
5. Coraggio, J. L. (2010). La Economía Popular Solidaria en el Ecuador. Ed. UNGS: Universidad Nacional del General Sarmiento.
6. Coraggio, J. L. (2016). La economía social y solidaria (ESS): Niveles y alcances de acción de sus actores. El papel de las universidades. En Economía Social y Solidaria: Conceptos, prácticas y políticas públicas (pp. 15-40). Hegoa.
7. Crespo, J.M. y Vila-Viñas, D. (2015). Comunidades: Saberes y conocimientos originarios, tradicionales y populares (v.2.0). En Vila-Viñas, D. & Barandiaran, X.E. (Eds.) Buen Conocer – FLOK Society. Modelos sostenibles y políticas públicas para una economía social del conocimiento común y abierto en el Ecuador. Quito, Ecuador: IAEN-CIESPAL, disponible en http://book.floksociety.org/ec/3/3-2-saberes-y-conocimientos-originarios-tradicionales-y-populares
8. Escobar, A. (2014), Sentipensar con la Tierra: Nuevas lecturas sobre desarrollo, territorio, y diferencia. Universidad Autónoma Latinoamericana. Ediciones UNAULA.
9. Leite, K. (2010). Apontamentos sobre a relação da economia solidária com a educação. Revista de Ciências da Educação, 2(23), 143-168.
10. MacIntyre, A. (2009), “The Very Idea of a University: Aristotle, Newman, and Us”, British Journal of Educational Studies, vol. 57, núm. 4, pp. 347-362.
11. Mateos-Cortés, L y Gunther Dietz (2013). Universidades Interculturales en México. En María Bertely Busquets, Gunther Dietz y María Guadalupe Díaz Tepepa (coords.), Multiculturalismo y educación. 2002-2011. México, D.F.: ANUIES, COMIE.
12. Mateos-Cortés, Laura (2015). La formación de gestores interculturales: jóvenes profesionistas egresados de la Universidad Veracruzana Intercultural. Revista Interamericana de Educación de Adultos, 2, 65-81.
13. Manriquez-Garcia. N. (2018). Racionalidad y prácticas económicas alternativas: aproximaciones desde la economía solidaria. Tesis doctoral. Centro de Investigaciones Socioeconómicas. Universidad Autónoma de Coahuila, 288p.
14. Mejía-Mocayo, R. D.; Arico-Ortíz, D.D. ; Sofía Fernanda Ramos-Salazar, S.F.; Villavicencio-Salazar N.G. (2022). La experiencia de Kurikancha: Plaza de la vida y la resignificación de las prácticas económicas hegemónicasa través de los Circuitos Económicos Solidarios Interculturales (CESI). Tekoporá vol. 4, n°1 (150-164).
15. Mira-Tapia, A. (2017). Saberes escolares y estrategias interculturales en estudiantes y egresados del Instituto Intercultural Ñöñho, ANTHROPOLOGICA/AÑO XXXV, N.° 39, pp. 41-68
16. Pérez de Mendiguren, J.C.; Enekoitz Etxezarreta y Guridi, L (2009), Economía social, empresa social y economía solidaria: diferentes conceptos para un mismo debate, Bilbao, Reas Euskadi.
17. Rojas-Cortés, A. y González-Apodaca, E, (2016). El carácter interactoral en la educación superior con enfoque intercultural en México. LiminaR, 1(14), 73-91.
18. Roldán-Rueda, H. N. (2014). La construcción social de los mercados alternativos en México. Estudio de tres casos en distintos contextos y procesos de consolidación. Tesis Doctoral. El Colegio de la Frontera Sur, 113 P.
19. Santos, M. (2007), Por otra globalización: Del pensamiento único a la conciencia universal. Ed. DELAU
20. Urdapilleta-Carrasco, J. (2019). Fortalecimiento de la responsabilidad social universitaria desde la perspectiva de la economía social y solidaria, Perfiles Educativos vol. XLI, núm. 164, 2019 IISUE-UNAM 171-185 P.
21. Vega-Ugalde, S. C. (2017). La economía solidaria y comunitaria en Ecuador y Bolivia. Interpelaciones a la experiencia de los gobiernos de Rafael Correa y Evo Morales. Tesis Doctoral Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales, FLAC SO-Ecuador Departamento de Sociología y Estudios de Género convocatoria 2011-2014, 343. P.

Estadísticas de lectura:

Descargas: 141



Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution 4.0 International License.


Esta Revista Científica Arbitrada provee acceso libre, gratuito e inmediato a su contenido (sin necesidad de que el lector se registre) bajo el principio de que hacer disponible la investigación al público fomenta un mayor intercambio del conocimiento global y por lo tanto un mayor desarrollo del hombre.

Esta revista tampoco cobra ningún tipo de arancel a los investigadoresque deseen publicar sus trabajos. No tiene cargos para los autores por el envío ni por el procesamiento del artículo bajo el mismo principio del párrafo anterior. Si el artículo pasa el proceso de revisión doble ciego y es aceptado, la Fundación MenteClara otorgará al autor una beca de 594 euros para cubrir el 100% de los costos de procesamiento, publicación y difusión, de su investigación.

Para que su artículo sea incluido en la publicación, es necesario que los trabajos se encuentren libres de compromisos editoriales con cualquier otra revista u órgano editorial. Cada contribución será sometida primero a una evaluación de relevancia temática por el Comité Editorial y luego a una evaluación tipo doble ciego con evaluadores internos y externos. Los envíos deberán hacerse llegar por correo electrónico a la Revista Científica Arbitrada de la FMC.

Esta revista se indexa automáticamente en CrossRef, OpenAire, Google Scholar, Latindex, Redib, Caicyt, Redalyc, ERIHPLUS y los principales Index y Bibliotecas. Utiliza además el sistema LOCKSS(Lots of Copies Keep Stuff Safe) para crear un archivo seguro y permanente de la revista. 

Licencia de Creative Commons   Validación de OpenAIRE Crossref Sponsored Member Badge
Continuamos expandiendo límites en ciencia abierta: desde el 1 de noviembre de 2018 todos los artículos de esta revista están disponibles bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.

[ Navegar por: Número | Autor | Título ] [ Información para: Lectores | Autores | Bibliotecarios ] [ Comité Editorial ] [ Indexación ]

Publicación Continua ISSN 2469-0783 |info@menteclara.org| Tel: +54 91126511084

journaltocs
Es la mayor colección de revistas académicas. Gestionada por la Universidad de Edimburgo, contiene metadatos de los artículos de 2.746 editores.
JournalTOCs ha tenido especial cuidado en incluir solo las revistas de mayor audiencia en sus campos, para garantizar resultados de calidad.

Sello de calidad DOAJNúcleo Básico

ErihPlus 

Catálogo de Latindex


Biblioteca Nacional Argentina

Miembros destacados del Comité Científico. Ver Aquí

Catalogo Caicyit
Logo de Atom
Logo de RSS2
Logo de RSS1

REDIB

WorldCat

 

Open Academia

Open Academia is partnering with Public Knowledge Project (PKP) to provide complete publishing services in an open access environment.

Red Latinoamericana de Revistas Académicas en Ciencias Sociales y Humanidades


REDALYC

Biblioteca del Congreso EEUU REX OttawaLibrary St Andrews University Library Catalogue, United Kingdom
Helenic Library Liverpool University Renmi University of China Logo CiteFactor

Sitio web alojado en los servidores de:

Escuelas de Tantra de Argentina y España

Av. Gral Belgrano nº 2648, Berazategui, Pcia de Buenos Aires, Argentina.